El día en que casi perdemos Pavones

tamarindo car rental-1


El día en que casi perdemos Pavones

Lois Solano

 

 


Esta es la impactante historia real de cómo estuvimos a punto de perder una de las olas más importantes de Costa Rica y el planeta.

La historia la cuenta Jeremy Evans en su libro The Battle for Paradise, publicado en el 2015 y del cual muchos ticos y en especial muchos surfeadores no han tenido acceso aún. Disponible en Amazon https://www.amazon.com/Battle-Paradise-Surfing-Towns-Quest

 

surfing nation magazine libro-battle-for-paradisePortada del libro de Jeremy Evans.


¿Por qué leer este libro?
Esta no es una lectura suave de surfing, es una de las historias reales más impactantes y reveladoras que alguien se atrevió a contar, con nombres y apellidos de quienes querían lucrar sin importar el daño ambiental irreparable y quienes lucharon con las uñas para salvar el sustento de un pueblo entero, su patrimonio y el nuestro, su ola.

Los ticos somos los habitantes más felices del planeta. Puede ser por nuestra memoria de corto plazo.
En el 2005 el gobierno le otorgó los permisos necesarios a una compañía para instalar una granja atunera en Pavones con todas las de la ley.

Ubicada en el Golfo Dulce, uno de los pocos fiordos o estrecho profundo tropical del mundo (693 pies de profundidad), este negocio instalado en uno de los lugares con más biodiversidad del planeta, iba a enriquecer enormemente a sus inversores a cambio de contaminar el océano, acabar con las tortugas marinas y las poblaciones de peces y además acabar con la ola de clase mundial que le da de comer a un pueblo entero.

pavones-surfing-nation-mag-foto-fabian-sanchezEl surfing es la principal actividad económica en Pavones.


El proyecto estaba pensado para a ver la luz solamente 15 kilómetros al sur de Pavones hacia Punta Banco, el plan era instalar 10 jaulas de 50 metros de ancho, llenarlas con 120 toneladas de atunes aleta amarilla previamente capturados y criarlos para venderlos luego cuando alcanzaran su tamaño ideal.

Las granjas de atún son consideradas por los expertos como causantes de catástrofes ambientales y afectan directamente la calidad y salud del agua, se sabe que el atún no se puede reproducir en cautividad y que más bien esta granja atunera hubiera acabado con la población restante de atún en pocos años (y de otras especies, resultado de la pesca incidental tras la captura de 120 toneladas de atún) luego de exprimir los recursos hasta el final, las jaulas iban a quedar tiradas y el pueblo se iba a tener que quedar a limpiar el desastre.

surfing nation magazine save pavones activistas-de-greenpeaceManifestación granja atunera en el Mediterráneo 2006 / Foto GREENPEACE.


No fue una persona con poca educación en biología básica la que dio luz verde a este atroz proyecto, fue la persona más preparada en el tema, sin embargo entre la lista de impacto ambiental que no se detalló cuando se otorgaron los permisos está: la contaminación del agua por proliferación de algas tóxicas y bacterias, la contaminación del agua con materia fecal del atún en cautiverio, la contaminación directa de la corriente de ola que es la principal fuente de economía del pueblo y como lo dice en los primeros capítulos del libro: “Pavones subsiste de surfing y surfear en caca de atún no es atractivo; la economía de Pavones colapsaría sin surfing y sin la pesca artesanal”.

 

pavones-surfing-costa-rica-surfing-nation-magazine-fabian-sanchez-save-pavones“Pavones subsiste de surfing y surfear en caca de atún no es atractivo; la economía de Pavones colapsaría sin surfing y sin la pesca artesanal”.


La Campeona Nacional de Surf de Costa Rica a sus 11 años le escribió una carta al entonces presidente de la República, Óscar Arias para pedirle que hiciera algo para parar la inminente destrucción de su paraíso. Lee la emotiva carta aquí: http://www.surfingnationmag.com/highlights/la-carta-para-salvar-pavones/

¿Entonces cómo el gobierno aprobó este negocio?

Posiblemente igual que se aprueban todos los negocios en el país. Con dinero. Es difícil que una entidad niegue un permiso si sus cabezas son los mismos empresarios que se benefician de todas las transacciones. ¿No?

¿Por qué atún?

Desde que se globalizó el gusto la moda por el sushi, el atún aleta azul disminuyó un %97 hasta ser declarado prácticamente extinto leer http://nextshark.com/bluefin-tuna-down-97-sushi/  y su sucesor el aleta amarilla cayó estrepitosamente en un %74 de su población leer https://www.theguardian.com/environment/15/tuna-populations-suffer-catastrophic-74-decline

Ahora que el aleta amarilla es el nuevo más buscado y que el planeta no cesará su demanda de sushi, los inversionistas vieron una oportunidad de oro para enriquecerse más, a costillas de un país con muy poca conciencia ambiental a pesar de su etiqueta de ecologista, después de todo en este país “ambientalista” muchos de los ambientalistas que se atreven a denunciar acaban muertos y sus casos archivados sin resolver leer http://www.nacion.com/crimenes-ambientalistas-permanecen-impunes Según el Comité para la protección de los periodistas reportó más de la mitad de los periodistas de La Nación han sido amenazados de muerte “por meterse en lo que no les incumbe” y el gobierno, sea cual sea el color, firma con pluma de diamante los peores acuerdos para nuestra biodiversidad.

El libro.

Este libro cuenta la historia de un pueblo que tuvo electricidad hasta 1995 y que no vio llegar la internet hasta el año 2009. Habla de la cantina de la esquina, de un pueblo que rodea la plaza de fútbol cobijado con árboles llenos de lapas rojas, también habla de guerras de precaristas y gringos, ventas de propiedades con títulos falsos que luego se convirtieron en títulos legales y vendidos a terceros, el regreso del fundador del pueblo a quien sus amigos le robaron sus tierras, desterrado por décadas y proclamado “non grato” en Costa Rica pero que luego regresó a ayudar a salvar el día y la izquierda anhelada por los surfeadores de todo el planeta, de surfing de la vieja escuela, de la ola perfecta en el paraíso y de cómo un pueblo se unió para pelear con un gigante y le ganó.

surfing nation magazine save pavones pretoma no granjasColecta de firmas contra el proyecto / Foto PRETOMA.


La firma en los permisos para empezar con la Granja de Atún le costó a Pavones y las organizaciones que lo defendieron: seis años de sus vidas, un juicio en la suprema corte, $12 000 en abogados y muchas campañas dentro pero especialmente fuera de Costa Rica.

Ahora Pavones vuelve a enfrentar la realidad, es un paraíso y los paraísos son codiciados por muchos. Después de mantenerse alejada del desarrollo, la mejor izquierda del mundo para muchos, ve hoy como se construye frente a ella lo mismo que se construye en cada paraíso donde ponen los pies los extranjeros de concreto. Más concreto.

Vale la pena conseguir el libro y alimentarse de nuestra historia, en este caso con final empoderador para las nuevas generaciones y digno de reflexión para los adultos de hoy, los que tenemos el poder en las manos si nos atrevemos a usarlo.

surfing nation magazine manifestacion pretoma manifestacion granjas atunerasManifestación en la estatua León Cortéz, Paseo Colón / Foto PRETOMA.


 

Como lo dice la cubierta del libro:

“El autor viaja hasta Pavones para revelar la historia de cómo este variado grupo de habitantes se opuso ante una compañía multinacional y cómo una sombría figura del violento pasado del pueblo se convirtió de nuevo en héroe poco esperado. En esta desgarradora y a la vez inspiradora historia el autor se enfoca un colorido grupo de personajes con un sólido amor por el océano y el surfing, los esfuerzos inescrupulosos de una compañía por expandir su fortuna y un gobierno que que casi acabó con la ola perfecta”.

 

Esto es lo que el autor de The Battle for Paradise, Jeremy Evans le dijo a la Revista Surfing Nation:

Vivo en el Lago Tahoe, California, soy snowborder y alpinista (también escritor y profesor) y me encantan los lugares increíbles, especialmente los lugares remotos que usualmente no han sido destruidos por proyectos como este. Escribí mi primer libro sobre pueblos de ski y desarrollos en U.S. Estos increíbles lugares están en peligro y el espíritu de ski y snowboard está siendo amenazado por la codicia y las grandes sumas de dinero que entran en juego en estas pequeñas comunidades en el oeste de Estados Unidos.

Conocí acerca de Pavones mientras viajaba entre Costa Rica y Panamá en el 2008. Estuvimos en Dominical con un par de surfeadores australianos. Ellos llegaron desde L.A para surfear Pavones y solo hablaban de terminar su trip en Pavones, sonaba como un lugar mágico. Pero durante esas conversaciones también nos dimos cuenta que el pueblo estaba amenazado y la ola estaba en peligro, mis amigos australianos no sabían más sobre el tema, solo se dieron cuenta durante su trip.

En ese primer viaje no visité Pavones, pero eventualmente regresé y pasé en total unos seis meses entre diferentes viajes desde que empecé a investigar acerca de la granja atunera en el 2009.

Con respecto a mí, he surfeado pero no soy un surfeador “de verdad”. Soy un snowboarder y una hombre de montaña que ama los lugares casi secretos y que quisiera mantenerlos lo menos alterados posible. Como escritor, me gusta contar historias de personas en desventaja que se levantan contra el poder y pelean por sus convicciones, ya sea que terminen vencedores o no. En este caso, Pavones ganó y eso hace esta historia tan especial.

Personalmente me intriga que Costa Rica siendo un país que se conoce por su eco-turismo y muchos millones de turistas lo visitan cada año por su fama de ser un país verde, y lo es en muchas maneras. Pero en este caso en particular, no lo es y aunque las granjas de atún eran prácticamente nuevas en ese momento, Costa Rica no hizo las diligencias debidas ni investigó la compañía ni sus intenciones. Este proyecto estuvo a punto de ser una realidad de no ser por el increíble trabajo de Pretoma, el abogado Alvaro Sagot y el pueblo de Pavones.

Me parece fascinante como periodista, que esta es una historia donde el no favorito para ganar es el vencedor, la gente con menos poder pero con un espíritu lleno de energía y una visión clara puede sobreponerse a los obstáculos y apoyar lo que para ellos es importante. Lo más importante aquí es todos los destinos de surfing que han desaparecido al igual que los pueblos de ski en U.S. Los grandes hoteles, el desarrollo masivo el desplazamiento de los locales etc. Pero cuando pasé tiempo en Pavones, sentí que de verdad retenía el maravilloso espíritu relajado de la naturaleza y el surfing y aunque hay una clara influencia de gringos todavía conserva ese encanto paradisíaco. Una vez que aprendí sobre la historia del pueblo y entendí cuán importante es el surfing para Pavones y todo Costa Rica, supe que tenía una historia que contar.

Dijo Jeremy Evans.

 


fisiospot-surfing-nation-magazine

 

Save

Save

Save

Save

Save


About Surfing Nation Magazine

view all posts

All we want to do is Surf